Justin y Hailey Bieber agilizan el trámite de su boda con un “wedding planner”

Foto: InStyle

La modelo dio el primer paso para poner en marcha los preparativos de su segunda boda con el intérprete canadiense, con quien contrajo matrimonio el pasado septiembre en un registro civil.

Tras haber retrasado en varias ocasiones la fecha de esa gran celebración nupcial con la que pretenden poner el broche de oro a su bonita historia de amor, la pareja formada por Justin Bieber y Hailey Baldwin, quienes ya formalizaron su unión matrimonial el pasado septiembre en una oficina del registro civil en Nueva York, se habría puesto ya en marcha con los preparativos del evento y, a fin de no verse abrumados ante semejante tarea, ambos habrían decidido recurrir a la inestimable ayuda de un wedding planner.

“Hailey está trabajando en la organización de la boda junto a un wedding planner. Los dos están muy emocionados”, ha revelado una fuente a la revista People al tiempo que ha confirmado que los dos enamorados han retomado finalmente sus planes y que, si todo sale como está previsto, acabarán pasando por el altar el próximo mes de septiembre.

En relación con el principal factor que ha determinado la agenda profesional y personal de los dos enamorados en tiempos recientes -la batalla que libra el intérprete canadiense contra la depresión y los cuadros de ansiedad que sufre con frecuencia-, el mismo confidente ha asegurado que el estado anímico de Justin no ha dejado de mejorar últimamente gracias al tratamiento psicológico que ha venido siguiendo desde febrero y a la pasión que siente por su trabajo.

“Está muy bien, cada día mejor. Sigue igual de comprometido que el primer día con su terapia y, en general, con la necesidad de cuidar su salud mental”, manifestó la fuente a los medios de comunicación interesados.

Y más adelante dijo: “Justin Bieber también está produciendo música, pero se está tomando su regreso a la escena discográfica con tranquilidad y paso a paso. En general, se está tomando las cosas con mucha calma”.

 

 

TOMADO DE: elespectador.com